martes, enero 18, 2005

POSTRE DE MORAS


POSTRE DE MORAS
Originally uploaded by PATRICIA BEJARANO.

Cuentos 2003


Cuentos 2003
Originally uploaded by PATRICIA BEJARANO.

EL MOUNSTRUO QUE NO LO ERA

EL MOUNSTRUO QUE NO LO ERA

Afuera hacía una mañana fría y gris de noviembre y llovía a cántaros,
el cielo se iluminaba con rayos sucesivos, y pensé que algo muy malo
iba a ocurrir. De pronto quedé, profundamente dormida, y no recuerdo más.

Por la tarde salí a dar un paseo; quería ver qué había quedado después
de la tormenta. Todo estaba muy frío y solitario. Sentí miedo.
Caminé entre los árboles, crucé un pantano y cuando llegué a la orilla de una quebrada,escuché un ruido agudo muy extraño.

Traté de ubicar el origen de aquel sonido, pero no lo logré.
El ruidito siguió perturbando mis oídos cada vez más cerca.
Llegué a pensar que estaba dentro de mi cuerpo. Me sacudí asustada, corrí
desesperadamente tratando de huir. Me senté a llorar.

Ese ruido era un demonio que cada vez me hacía sentir peor. Le grité, le
dije que se fuera, que me dejara en paz, que se callara y en medio de
aquella pelea, quedé dormida en medio del bosque.

No supe cuánto tiempo transcurrió, pero cuando
desperté creí que estaba en medio de la filmación
de una película de ciencia ficción. Frente a mí,
tenía un mounstrico multicolor y gelatinoso suspendido en el aire.

Mi corazón iba a explotar, mientras mis ojos veían cómo aquel espectro
cambiaba de color cada segundo. El sonido cesó; me dijo el mounstrico
“hola” y me sonrió. Se acercó a mi cabeza y lo espanté con mis manos
como queriéndolo matar, pero entre uno de esos desesperados manotazos
el espectro cayó indefenso entre el barro.

Al verlo tirado allí, sentí lástima por él y le pedí perdón.
- ¿Quién eres? – Le pregunté;
- No sé y no me acuerdo haber existido antes. – me respondió asustado.
Lo recogí del piso y lo abracé como abrazo a mi oso de peluche para protegerlo de la oscuridad, y sin decirle nada, tomé el camino para mi casa y allí lo escondí entre mis cobijas. Sentí que debía cuidarlo. Le ofrecí chocolates, caramelos
y malteadas, le conté historias y muchos chistes, le presté mis juguetes y le enseñé a escribir mi nombre.

Mamá nunca supo mi secreto,
tampoco lo descubrieron los vecinos ni mi
hermana. Sólo él y yo sabemos que pueden
existir secretos indescifrables entre
dos amigos, después de una fría y
gris mañana de noviembre.

HELADO DE CHOCOLATE


HELADO DE CHOCOLATE
Originally uploaded by PATRICIA BEJARANO.

LAS RANAS SON MEJORES QUE LAS NIÑAS

A Emmanuel, un niño de 7 años, de ojos
verdes muy inteligente, pero distraído,
no le importaba que a sus padres los invadiera
la tristeza por los reportes negativos
de su escuela. Tampoco le importaba
no tener amigos y muchos menos las
malas calificaciones. A Emmanuel sólo le
interesaba la niña que vivía en la casa
frente al estanque de su casa.
Se la pasaba toda las noches en medio de desvelos,
pensando la mejor manera de poderse acercar
a esa hermosa niña, que parecía levitar por el
arco iris de sus sueños y amoldarse como por arte
de magia al delicioso sabor de un helado de vainilla
con chocolate.

Era fácil lograr que aquella niña de rizos de luna y mejillas de
remolacha le diera un beso. Sólo tenía que llamar su atención lo
suficiente para poder acercarse y darle un gran beso que le
quedara impregnado como una mancha de mora en el mantel nuevo
de su mamá. Fácil. No importaba que fuera la primera vez.
Siempre había una primera vez.

Se inventó una canción, le dedicó un poema, le dibujó un cuadro,
le horneó una torta, le preparó un helado, la invitó al cine, le
prestó sus patines, le regaló su bicicleta, le infló un globo, le
sopló bombas de jabón en su jardín para decorarlo, la invitó al
parque, le regaló un oso...

pero Emmanuel nunca logró que la niña
de los sueños de arco iris con sabor a helado
de vainilla y chocolate
le diera un beso,
hasta que un día decidió olvidarla...

...y la cambió por una rana del
estanque que lo hechizó mientras
pensaba en otras alternativas
para lograr su atención.
Las ranas son mejores que las
niñas, pensó por muchos años
Emmanuel.

VERSOS Y VERSOS

Angel de las nubes
que por los cielos andas
ven a cuidar mi sueño
que quiero dormir tranquila
entre tus alas blancas



Casa casita, que linda estás
granero de mi corazón
viejecita que pasas
por ahí y por allá
chaquetita
que abriga
mi corazón


LAS COLAS ROTAS

LAS COLAS ROTAS

Mentira, mentira
el ganso saltó
mentira, mentira
gran fiesta dará
Silencio, silencio
que viene el rebaño
y gansos y ovejas
muy tristes están
El niño travieso
rompió sus colitas
y la alegre fiesta
ya no existirá No lloren, no lloren
no lloren jamás
que pronto tía Polly
se las coserá
Y la alegre fiesta un sueño será

PAYASO DE NARIZ ROJA

Payaso de nariz roja
¿Qué tienes en tu sonrisa?
pues tu sombrero me dice
que guardas lágrimas blancas
mientras piruetas inventas
entre aros y acrobacias.
¡No llores dulce payaso!
que en un instante
te traigo
un rico
algodón de azúcar

CARAMELO


CARAMELO
Originally uploaded by PATRICIA BEJARANO.

POSTRE DE MORAS


POSTRE DE MORAS
Originally uploaded by PATRICIA BEJARANO.

Cuentos 2003


Cuentos 2003
Originally uploaded by PATRICIA BEJARANO.